10 Recomendaciones para evitar las “palabrotas” de tu hijo - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


10 Recomendaciones para evitar las “palabrotas” de tu hijo.

Publicado por en  

q

No es un mito saber que los niños son como una esponja, todo lo que ven y escuchan lo aprenden. Y aunque quisiéramos, es imposible cuidar de ellos todo el tiempo, y mucho menos elegir las personas que formarán parte de su día a día. Los niños adquieren autonomía suficiente para aprender nuevas cosas.  Pero ¿Qué pasa si se trata de conductas negativas?

 

 

Probablemente han existido ocasiones en donde tu pequeño ha expresado sus sentimientos de forma incorrecta, haciendo uso de palabras ofensivas, dejándonos fríos y sin ninguna forma de reaccionar ¿Qué se supone que debe hacer un padre de familia en estos casos?

 

 

Sigue estas recomendaciones de las actitudes ante ese incomodo momento.

 

 

1. Evita reírte: quizás pueda parecer una situación chistosa y se te podría escapar una carcajada. Pero, lo único que lograrás, será que  tenga más motivación de decirlas para lograr tu aprobación, esa que creyó que tuvo porque te reíste.

 

2. No regañes en público: Corrige sin alterarte, sino el pequeño tomará la mala palabra como una manera de hacerte molestar con intención.

 

3. Sustituye la palabra: Si tu pequeño insiste con la palabra, cambia por una más inocente y graciosa.

 

4. No expliques: Explicarle el significado de cada palabra no evitará que las diga, sino sabrá usarlas en el momento que cree que será adecuada.

 

madre-corrigiendo-a-su-hija-con-amor

 

5.  Sé el ejemplo: Trata de evitar emplear las groserías en tu vocabulario.

 

6. Supervisa el contenido televisivo: Existen programas adecuados para su edad, donde tiene contenido dedicado a ellos. También evita que ver programas para adultos cuando estés con él.

 

7. Destaca la importancia del respeto: Enséñale a que no debe herir a las personas diciendo groserías, que debe respetarlas, a pesar de que sean igual o menor que ellos.

 

8. Averigua por qué se expresa así: ¿Dónde las escuchó? ¿Se las dicen a él con afán de ofender? No debes enfadarte, sino, analizar la situación.

 

9. Sé empático: Dialoga con él su molestia y comunícate que no es necesario decir palabras ofensivas para expresar lo que siente.

 

10. Tiempo fuera: A pesar de que realizaste todo y aún tu pequeño sigue usando las groserías, necesitaras que lo aísles un momento para que analice que lo que hizo no está bien y que puede herir a las personas.

 

Lamentablemente se cree que el uso de las groserías y herir a los demás,  ya forman parte de la cultura. Evitemos a la medida posible emplearlas.

 

 

 

 

Por: Fernanda Pacheco

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario