Aprender a leer sin dificultades - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Aprender a leer sin dificultades.

Publicado por en  

aprender a leer sin dificultad

¿Por qué a unos niños se les dificulta más que a otros? ¿Cómo ayudarles en este proceso de aprendizaje?

 


 

 

La lectura representa uno de los desafíos más grandes a los que el niño se enfrenta en la edad escolar. La capacidad de leer es la herramienta clave que lo ayudará a adquirir conocimientos e información y, si surgen problemas al aprender a leer que no son tratadas adecuadamente, las consecuencias seguirán presentes por el resto de sus estudios y su vida laboral.

 

Son muchos los niños que presentan dificultades a la hora de aprender a leer y a escribir, sin embargo, en muchos casos los problemas se van solucionando con el tiempo porque cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje. Es importante que estés atento del progreso que vaya teniendo tu hijo y no esperes a que sólo vaya superando sus dificultades, sino que tomes parte activa en la adquisición de la lectura, de esta forma se verá más motivado a continuar aprendiendo.

 

Algunos factores que dificultan la adquisición de la lectura en los niños son:

 

  • Si el niño comenzó a hablar más tarde que otros niños o tenía dificultades de pronunciación, puede presentar un retraso también al comenzar a leer. Esto no significa que tenga una inteligencia menor, sino que algunos niños tienen un desarrollo más tardío y no se encuentran completamente preparados a la edad que están adquiriendo la lectoescritura.

 

  • Si el niño tiene problemas de atención y concentración. Estos niños requieren una atención más especializada y presente. En clases, los maestros deben atender a varios niños y no pueden estar al pendiente por completo de uno solo, por lo que si tiene problemas de concentración y atención perderá la continuidad de la clase y con ella algunos datos importantes. En este caso, es importante considerar reforzar en casa lo que su hijo aprendió y realizar actividades divertidas que los ayuden a mantener por más tiempo activa su atención.

 

Lee también: ¿Tiene mi hijo déficit de atención e hiperactividad?

 

  • Si los niños presentan deficiencia visual o auditiva sin tratar. En ocasiones, el problema de la adquisición de la lectura es porque el niño puede tener alguna deficiencia sensorial. Si ocurre este caso, el niño debe ser llevado al médico. Cuando esta deficiencia se soluciona, los problemas de adquisición de la lectura comienzan a desaparecer progresivamente.

 

  • Una mala enseñanza. Existen diferentes métodos de enseñanza de la lectura que varían el avance del aprendizaje. Es importante que le preguntes al maestro(a) de qué manera está enseñando a leer a tu hijo para que cuando practiques en casa con él utilices el mismo método, de esta manera evitarás confusiones sobre la lectura.

 

  • Problemas emocionales. Muchos niños tienen dificultades al aprender a leer porque tienen preocupaciones o inquietudes ajenas a la escuela, por ejemplo: violencia intrafamiliar, el divorcio de sus padres o la muerte de algún familiar cercano.

 

  • Vivir en ambientes donde no se motiva el aprendizaje. La actitud y el interés de los padres sobre el aprendizaje de sus hijos es muy importante. Si los padres no se interesan por que su hijo aprenda, entonces, ¿quién lo hará?

 

  • Faltas continuas a la escuela.

 

  • Presencia de algún trastorno del aprendizaje como la dislexia. Éste es un trastorno neuronal en la lectoescritura que dificulta la capacidad de aprender a leer y escribir. Los niños disléxicos suelen confundir las letras que se parecen por la forma. Se recomienda la búsqueda de un psicólogo si se tiene la menor sospecha de que tu hijo padece este trastorno, para que se haga una intervención oportuna y sean corregidas las dificultades adecuadamente.

 

Cuanto antes se detecte el problema de adquisición de la lectura será mejor para los niños, pues si llegan a edades más avanzadas como la adolescencia sin haber sido diagnosticados o ayudados a superar sus dificultades, será más difícil normalizar su lectura. Hay algunas pistas que pueden ayudarte a identificar si tu hijo tiene dificultades de aprender a leer y escribir o si se encuentra dentro del rango normal. Ante cualquier duda lo más recomendable es que acudas ante un profesional que te guíe para que le brindes a tu hijo actividades que lo ayuden a superar su dificultad de adquirir la lectoescritura.

 

Te recomiendo estar atento si al inicio de su aprendizaje de la lectura, el niño(a):

 

  • Hace inversión de letras que se parecen como b y d, p y q, m y w. Estas confusiones son normales en niños pequeños y no debes preocuparte hasta la edad de 7 años.

 

  • No reconoce las letras aunque ya las haya repasado anteriormente.

 

  • Escribe de manera desigual, letras grandes y pequeñas.

 

  • No tiene una separación correcta de las palabras.

 

  • Tiene dificultades al pronunciar sonidos similares como “b” y “p”.

 

  • Escribe de manera ondulada, sube y baja sin poder seguir en línea recta.

 

  • Señala con el dedo al leer y escribir.

 

La adquisición de la lectura es un proceso muy complejo que es imposible de lograr en un día, requiere de la persistencia de los padres y maestros para facilitarles a los niños su aprendizaje. A continuación hago mención de algunos consejos que pueden ayudarte para guiar a tu hijo durante el tiempo en que está aprendiendo a leer.

 

Consejos:

 

  • Leerles cuentos. Es significativo inculcarles el deseo de la lectura desde que son pequeños, de esta manera la curiosidad y el deseo de poder leer por sí solos los motivará a aprender. Además, al leerles estás creando un tiempo de calidad y un momento de unión con ellos.

 

  • Dar un ejemplo como lector. Los niños toman a los padres de ejemplo y comienzan a imitarlos desde edades muy tempranas. Si tus hijos ven que te interesa la lectura, se verán igualmente interesados. Ten en cuenta de que si en casa nadie toma un libro, no saldrá de ellos hacerlo.

 

  • Hacerles preguntas. Mientras le lees un cuento hazle preguntas sobre la historia, esto va desarrollando su comprensión y motiva la imaginación.

 

  • Enséñale rimas. Enseñarle a los niños palabras con sonidos parecidos es una actividad fonológica que, cuando están aprendiendo a leer, les ayudará a diferenciar patrones de lectura.

 

  • Enseñar por medio de la conciencia fónica. Esto quiere decir que para los niños será más fácil comenzar el proceso de aprender a leer si identifican la letra por su sonido y no por su nombre. La fonética implica pues aprender a deletrear por sonidos, por ejemplo la palabra “casa” sería: /k/ /a/ /s/ /a/.

 

Como puedes darte cuenta, aprender a leer es un proceso muy largo y complejo, pero no desesperes, cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje y aprende de manera diferente. Lo más importantes es estar al pendiente de sus progresos y ayudarle cuando así lo requiera.

 

Si tienes dudas o crees que existe algún problema que está impidiendo el adecuado aprendizaje de tu hijo, lo más recomendable es ir con un psicólogo para que se logre diagnosticar de forma temprana y tu hijo reciba la atención especializada que lo ayude a solucionar sus dificultades.

 


 

Psic. Ana Luisa González Durán Lozano

Psicóloga en Educación Especial

algdl_123@hotmail.com

3310414852

 

*Artículo originalmente publicado en el nº 17 de Yei!

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario