Autoestima, autoconocimiento y autoconfianza - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Autoestima, autoconocimiento y autoconfianza.

Publicado por en  

beautiful little girl in a wreath of poppies

La autoestima nace cuando hemos desarrollado dos habilidades vitales: el autoconocimiento y la autoconfianza, ¿en qué consisten?


 

De acuerdo a la Real Academia Española, el término autoestima es la valoración, por lo general de manera positiva, de sí mismo. En otras palabras, las personas, incluyendo los niños y las niñas, experimentan una valoración positiva personal cuando desarrollan las habilidades de autoconocimiento y autoconfianza.

 

Autoconocimiento

 

El autoconocimiento se puede descubrir por medio de las experiencias que se viven a diario. Es una habilidad que se crea de un breve análisis de los sucesos, preferencias o gustos personales y de reconocer por qué nos atraen y en qué circunstancias se aprecian los estados de bienestar.

 

Autoconfianza

 

La autoconfianza está ligada a la seguridad, credibilidad y certeza de los propios actos, que se manifiestan en la interacción con los demás individuos y en los pensamientos personales. De esta manera, se evita que en el proceso de las ideas se presente el pensamiento de autocastigo, ese que sabotea y limita la reflexión, y por consecuencia, la acción.

 

Cuando se tiene la habilidad de confiar en sí mismo al interactuar con más personas y de pensar en uno mismo con seguridad, es porque hemos vivido con vínculos muy cercanos y seguros en relación con papá y mamá, o según sea el caso, con los cuidadores primarios.

 

Gracias a esto, se construye en los niños y niñas la seguridad que ayuda a distinguir y externar con precisión emociones, actos y pensamientos, que les permite actuar  de manera que las críticas y juicios ajenos no manipulen los propios, aun cuando se les dé la importancia debida.

 

Si nuestros niños y niñas desarrollan el autoconocimiento y la autoconfianza, entonces atraviesan por un proceso de aceptación y respeto que les ayudará a crear su propio concepto y hacer fuerte su autoestima. De esta manera, es difícil que ellos se den por vencidos ante perspectivas contrarias a la suya y, mejor aún, enriquecen su aprendizaje y madurez para simpatizar con personas de distintas cualidades y defectos.

 

Una vez que la persona cuenta con suficiente autoestima para reconocerse a sí mismo y valorarse, también es capaz de volverse de manera creativa, eficiente y positiva, lo que le permitirá tener mayores posibilidades de enriquecimiento individual y lograr una mejor proyección a nivel personal, social y familiar.

 

Por medio de estas palabras, invitamos a papás, mamás y docentes a revisar en sí mismos: cómo aprendieron sobre su autoestima, cómo es que se encuentra fuerte y de qué manera cuidan que siga incrementándose, ya sea por medio de sus aprendizajes, logros, conocimientos o relaciones interpersonales armónicas. Necesitamos analizarlo; porque a veces queremos enseñar a otros lo que no hemos conseguido de manera personal. En el desarrollo humano, la coherencia es muy importante porque –recuerda siempre- cuando hablamos de autoestima nos volvemos transparentes.

 

Para concluir, el fomento de la autoestima es un proceso de conocimiento personal que se alcanza cuando se realiza el análisis de las propias emociones, en distintos ámbitos y momentos de la vida. Y cuando se reconocen, una vez que se acepta la manera de reaccionar y el porqué de esas reacciones, se da el paso a un autoconocimiento pleno que permite disfrutar y aprender de las experiencias futuras.

 

Lee también: Emociones negativas: ¿cómo identificarlas?

 


 

Por: Carlota Eugenia Tello Vaca

 

*Artículo originalmente publicado en el nº8 de Yei!

 

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario