¿Cómo saco a mi hijo de mi cama? - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


¿Cómo saco a mi hijo de mi cama?.

Publicado por en  

como saco a mi hijo de mi cama

Era lo mejor cuando tú bebé dormía contigo, estaban tan sincronizados; se despertaba cuando tú lo hacías, sabías exactamente a qué hora darle de comer y en otras ocasiones, solo te gustaba hacerle cariños… pero ese bebé ya no es más un bebé y por mucho que lo ames ¡Quisieras esos momentos de privacidad con tu esposo y si no es así,  contigo misma!

 

Así es, ya no lo quieres más en tú cama; y no, no hay porque sentirse culpable es completamente natural querer algo de privacidad, y más cuando es la hora de dormir.

El que duerman tus hijos en tu cama, puede llegar a ser beneficioso o de igual manera puede traer consecuencias; pero por ahora solo nos enfocaremos en lo positivo que es que él ya duerma en su propia cama y ese punto solo puede ser favorable para ambos lados.

 

 

  • ¿Por qué es beneficioso que los niños duerman solos a cierta edad?
    Es una manera en la que tú niño toma su propia independencia y comienza a ser autónomo, es una oportunidad en la que aprende a estar a solas y se comprende así mismo.

 

 

Ahora debemos de entender que así como a ti te gustaba que tú hijo durmiera contigo, para él sigue siendo un placer seguir así; será difícil y pondrá oposición al cambio, es por eso que el proceso se lleva con mucha precisión y suma paciencia, ya que podría llegar a tardar, es diferente con cada niño.

Hablar con él es lo primordial, explicarle el porqué de la situación y cómo es que un niño grande debe de dormir en su propia cama, luego podrías armarle un ritual para antes de dormir como tomar un baño antes de acostarse, contarle un cuento, etc. algo que le ayude a relajarse (alejarse del azúcar, de la TV o de cualquier cosa que lo llegue alterar), al momento de acostarlo dejarle la puerta casi abierta o una luz encendida. Si se llega a levantar, traerlo de regreso a su cama, cada que lo haga.

 

 

Recuerda que sólo se necesita mucha calma y paciencia para que se cumpla el objetivo de dar por hecho de que tú bebé ya es un niño grande.

 

Por: Gladis Verdugo Núñez.

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario