Mamá en retrospectiva: cuando los hijos crecen - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Mamá en retrospectiva: cuando los hijos crecen.

Publicado por en  

nana

“DE NIÑOS DISFRUTÉ SUS TRAVESURAS, ME FRUSTRÉ CON SUS BERRINCHES, LLORÉ CON SUS PROBLEMAS, ME ASUSTÉ CON SUS ENFERMEDADES, GOCÉ CON SUS TRIUNFOS…”

 

 

Ser mamá ha sido la experiencia más enriquecedora que he tenido como mujer en la vida. Tiene de todo: alegría, frustración, miedo, orgullo. ‘Aprender a dar’ es la expresión más clara de amar a un hijo. Soy mamá de una chica de 24 años y un joven de 22 que me han hecho crecer y prepararme.

Les mentiría si les dijera que todo ha sido fácil. Más que eso ha sido todo un reto porque los hijos no traen un manual, ni mucho menos eso de que con instinto maternal los vamos a sacar adelante, para nada.

 

 

La maternidad me ha hecho ser responsable de mis defectos y carencias. Me ha invitado a buscar ayuda para resolver mi historia como mujer y heredarles y transmitirles cosas positivas. Me he visto reflejada en ellos y me han impulsado a ser mejor persona. De niños disfruté sus travesuras, me frustré con sus berrinches, lloré con sus problemas, me asusté con sus enfermedades, gocé con sus triunfos y, ahora que ya son unos jóvenes, me ha encantado verlos crecer y convertirse en individuos con ideas propias.

Fuimos creciendo. Yo en paciencia, trabajando el autocontrol, comprendiendo que yo tenía expectativas de sus vidas, pero eran mis expectativas y había que respetar las suyas. Cuando poco a poco me fueron necesitando menos, yo tuve más tiempo para mi y volví a retomar mis sueños acompañándolos, pero a la vez soltándolos y viendo por mí.

 

 

Tuve el privilegio de ser mamá de tiempo completo y me entregue en cuerpo y alma a ellos. Y ahora que ya son grandes y escriben su propia historia, me siento muy feliz y bendecida por la oportunidad de haber aprendido tanto en el camino.

Tengo muchos roles en la vida, soy esposa, mamá, hija, hermana, voluntaria. Así que, ahora que ellos ya no necesitan tanto de mi, voy caminando y creciendo por otros caminos, pero ellos saben que siempre estaré ahí cuando ellos me necesiten.

 

 

Por: Blanca Aguilera

*Artículo originalmente publicado en el nº26 de Yei!

 

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario