Dislexia: Un obstáculo para el aprendizaje - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Dislexia: Un obstáculo para el aprendizaje.

Publicado por en  

dislexia

Uno de los trastornos más frecuentes que se presentan en la edad escolar es la dislexia, pero, aún hoy en día, existe confusión para muchas personas sobre lo qué es y en qué consiste realmente este trastorno.

 

 

La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, que se presenta en niños con ninguna discapacidad física o intelectual. Su origen se deriva de una alteración del neurodesarrollo, lo que significa que los niños que padecen dislexia son niños y niñas con una inteligencia normal, que presentan algunas características específicas que causan dificultades en la realización de actividades de lectura y escritura.

 

 

 

Un niño disléxico debe poner más esfuerzo en la realización de sus tareas escolares en comparación con los otros niños, lo que provoca que se fatigue más fácilmente, pierda la concentración, se distraiga o se frustre al ver que él no logra hacer lo que sus compañeros hacen sin problemas. Estas situaciones pueden provocar rechazo a la escuela, baja autoestima, desinterés en el estudio y rebeldía al no comprender porqué a otros se les hace fácil lo que para él no.

 

 

 

 

Una de las mayores problemáticas a las que deben afrontarse los niños disléxicos es al sistema educativo que tiene nuestro país, debido a que todos los aprendizajes se realizan a través de la lectura. Y si tu hijo tiene problemas para asimilar los textos, no logrará llegar al significado del tema que están viendo en la escuela.

 

 

 

 

Un punto importante que debe tomarse en cuenta es que no todos los niños disléxicos padecen los mismos síntomas, puede haber algunos presentes y otros no. Debido a esto, es importante que, si tienes alguna sospecha de que tu hijo tenga dislexia, acudas con un profesional para que se le haga un diagnóstico exhaustivo y detallado. De esta manera, se podrá realizar un plan de intervención oportuno que logre ayudar a tu hijo a superar las barreras que presenta en su aprendizaje.

La dislexia es una condición de por vida, es decir, los niños no logran superar esta condición al crecer. Por ello, es importante que se logre establecer un diagnóstico temprano y se trabaje con el niño para que no termine con un fracaso escolar.

 

 

 

 

Debido a que no todos los niños disléxicos tienen los mismos síntomas no se puede establecer un tratamiento específico, sino que cada caso se debe trabajar de manera particular. Sin embargo, se pueden dar algunas sugerencias generales que ayuden al niño tanto en el aula como en casa:

 

 

  1. El niño se siente inseguro por las reacciones de sus papás y el maestro, por lo que es importante evitar los regaños y recriminaciones.
  2. Comprende que realizar un trabajo sin error queda fuera de las posibilidades del niño, entonces, evalúa los avances que va teniendo comparándolos con sus trabajos anteriores. 3. Hazle saber que puede preguntar sobre lo que no comprenda sin temores.
  3. Asegúrate de que entiende las tareas, pues a menudo no las comprenderá.
  4. La información nueva debe repetirse más de una vez, debido a su problema de distracción, memoria a corto plazo y, a veces, escasa capacidad de atención.
  5. Necesitará ayuda para relacionar los conceptos nuevos con la experiencia previa.
  6. Dale tiempo: para organizar sus pensamientos, para terminar su trabajo. Si no se siente presionado estará menos nervioso y preocupado.
  7. Ayúdale leyendo el material, particularmente los exámenes, hasta que sea capaz de hacerlo por sí mismo.
  8. Evita la corrección sistemática de todos los errores en su escritura. Hazle notar aquellos sobre los que se está trabajando en cada momento.
  9. Si es posible, que haga los exámenes orales, evitando las dificultades que le suponen su mala lectura, escritura y capacidad organizativa.
  10. Felicítalo por los logros que vaya teniendo, y no recalques solamente sus errores.

 

 

 

Las características de la dislexia por lo general incluyen:

  • Dificultades de recitar el alfabeto.
  • Problemas en la denominación de letras.
  • Dificultad al decir rimas sencillas.
  • Confusión entre derecha e izquierda.
  • Confusión de sonidos de letras parecidas, por ejemplo la de “b” con “d”.
  • Omite letras tanto en la lectura como en la escritura.
  • Dificultad para asociar sonidos con las letras y las letras con los sonidos.
  • Confunde el orden de las letras en una palabra.
  • Dificultad de seguimiento visual.
  • Problemas de comprensión lectora.
  • Lentitud al leer.
  • Dificultad al leer en voz alta.
  • Dificultad para pronunciar palabras no familiares.
  • Dificultad para escribir o copiar letras, números y símbolos en el orden correcto.

 

 

 

El niño mejorará más si se siente comprendido y apoyado, requiere paciencia y mucho amor. No lo presionen y dale la oportunidad de que pueda crear su propio aprendizaje.

 

 

 


 

Por: Psic. Ana Luisa González Durán Lozano Psicóloga en Educación Especial
algdl_123@hotmail.com 3310414852

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario