Educación en casa del mundo - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Educación en casa del mundo.

Publicado por en  

Portrait of lovely girl looking at camera at lesson of drawing

Existen diferente culturas en el mundo y por lo tanto, diferentes maneras de educar a los niños, aquí te compartimos algunas:

 

Niños independientes en Japón

 

Es muy raro que un niño japonés le haga una rabieta a sus padres, esto se debe al tiempo de calidad que pasan con ellos.

Es muy mal visto que la mamá deje al niño en una guardería o con los abuelos, hasta los 3 años, ella está todo el tiempo con el pequeño, le platica y juega con él.

Desde muy pequeños, se les enseña a respetar los sentimientos de los demás, si un niño japonés rompe un objeto la mamá solo le dirá que lo lastimó. Los padres también cuidan de los hijos en japón, usualmente, los fines de semana.

A los niños en este país nunca se les castiga, si están haciendo algo que no deben solo basta una mirada de los padres para que lo deje de hacer.

 

Los niños franceses no tiran la comida al piso.

 

 

Aunque la educación en Francia es muy parecida a la que tenemos, o sea leen libros a sus hijos, juegan con ellos, etc, los padres franceses no caen en excesos a diferencia de nosotros.

Dejan claro al niño que no están a su servicio constante diciéndole que no, no acceder a sus exigencias de inmediato es una buena técnica en este país.

Además, en Francia se tienen horarios estrictos para las responsabilidades del día a día que todos, incluyendo al pequeño, deben de cumplir.

 

Crecer en un mundo orgánico en Australia

 

 

Un estudio reciente destaca que en Australia los niños tienen mejor calidad de vida, esto se debe al constante contacto que tienen con la naturaleza.

Los fines de semana las familias acostumbran a salir a la playa o a pasear por la selva en vez de ir a un centro comercial.

También las mamás australianas suelen cocinar con más alimentos orgánicos y saludables.

 

¿Los niños en Alemania son más inteligentes?

 

 

No es que sean más inteligentes, sino que al niño alemán se le enseña hacer independiente a la hora de estudiar desde pequeño.

Desde que un niño alemán pisa la escuela se le atornilla a la silla, los padres le organizan un horario de estudio y le enseñan la técnica.

Los padres alemanes también enseñan a sus hijos a romper la zona confort, cuando pasan tiempo con ellos observan las habilidades que tiene el niño y en base a eso lo inscriben a una actividad extracurricular.

 


 

 

Por: Redacción Yei!

 

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario