Educar para la resiliencia - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Educar para la resiliencia.

Publicado por en  

0

Prepáralo para enfrentar las adversidades de la vida de manera positiva y con éxito.
La resiliencia es un término con el que poco podemos estar familiarizados, pero en realidad es algo que llevamos a cabo en la vida cotidiana, se trata de la capacidad para afrontar las dificultades, problemas y adversidades de la vida; poder superarlas y aprender de ellas. Por lo tanto, es una de las mejores herramientas que un ser humano puede tener, ya que nos ayuda a ver la vida desde una perspectiva más positiva.

 

 

 

 

Lo mejor: es una herramienta que se puede aprender
Como bien sabemos, la vida puede ser un tanto incierta y a esto nos podemos enfrentar tanto adultos como niños; nadie puede asegurarnos qué pasará mañana. La madurez en la edad adulta puede brindarnos una mayor capacidad de entendimiento y de afrontar con éxito o de manera más positiva las adversidades. Caso contrario a los niños, quienes por su corta edad no visualizan las situaciones igual que un adulto. Por ello, es importante que se les brinden estas herramientas a los hijos para que puedan afrontar las adversidades con una perspectiva más positiva. Hazle saber a tu hijo que cuenta con uno o más adultos que creen en él y que puede buscar su apoyo en cualquier momento. Sin duda, éste será un gran soporte y le brindará mucha seguridad a tu hijo.

 

 

 

 

 

Claves para desarrollar la resiliencia en tu hijo.

  • Brinda y fomenta vínculos familiares y de amistades fuertes (son una gran red de apoyo ante situaciones adversas).
  • Enséñale que si existe un problema, puede también enfocar su concentración en otra cosa.
  • Que aprenda a ver la vida con humor y que tenga la capacidad de reírse de sí mismo.
  • A través de cuentos, libros de historia e incluso caricaturas o metáforas puedes hacerle ver que aun cuando existen adversidades, la vida sigue.
  • Que logre tener la capacidad de ver e identificar las adversidades como zonas de autoconocimiento y crecimiento (hazle saber que de todo se aprende).
  • Inculca la motivación al logro.
  • Enséñale a ser empático (ponerse en los zapatos del otro).
  • Es básico enseñarle hábitos de autocuidado (bañarse, alimentarse bien, ejercitarse y descansar).
  • Que sepa la importancia de la responsabilidad, al igual que saber disfrutar de sus tiempos libres y practicar el ocio positivo.
  • Hazle saber que la vida siempre está en constante cambio y debemos aprender a aceptarlos como parte de la vida.
  • Ayúdale a establecer metas razonables, ya que alcanzarlas le brindará un sentimiento de autosuficiencia.
  • Enséñale a ser independiente en medida a sus posibilidades dependiendo de la edad.

 

 

 

 

 

Algunas sugerencias

  • No entres en pánico. La adversidad es algo que está fuera de nuestro control, lo que sí podemos controlar es cómo nos enfrentamos a ella.
  • El que tu hijo cometa errores es normal. Ayúdalo a manejarlos y a que aprenda de ellos, ya que esto le ayudará con problemas más grandes a lo largo de su vida.
  • Evita querer controlar todo en tus hijos, deja que tomen sus propias decisiones supervisando que sean seguras y sensatas, de esta manera lo estás orientando a una mejor toma de decisiones.
  • No idealices a tu hijo, acéptalo y quiérelo como es. Brindarle orientación y apoyo es lo mejor que puedes hacer.
  • Enséñale a expresar sus emociones y hazle saber que es normal tenerlas (enojo, coraje, alegría, tristeza, incertidumbre, ansiedad, felicidad) lo importante es que sepa reconocerlas, expresarlas y manejarlas. Que sepa darle un nombre a sus emociones.
  • Podemos creer que brindarle cosas materiales a manos llenas es una manera de demostrar más nuestro amor hacia ellos, pero la realidad es que lo mejor que podemos hacer es dar todo sin esperar nada a cambio. Los niños que no reciben todo, sin esperar nada a cambio, valoran más y trabajan más por ganarse las cosas; priorizan mejor las cosas que aquellos que reciben todo en cuanto lo piden.
  • Delega responsabilidades a tu hijo en medida a su edad, sentirá una gran satisfacción de todo lo que él puede aportar.
  • Cada niño es único e individual, por lo tanto, tiene fortalezas individuales. Descubre cuáles son las de tu hijo y reconócelas para que le ayudes a identificarlas.
  • Procura resaltar las cosas positivas del día transcurrido. Sin duda, es un excelente hábito para ver la vida con una óptica más positiva.
  • Practiquen el valor de la tolerancia (saber esperar es una herramienta positiva en la vida, siempre y cuando sea bien encaminada).
  • Enséñale a ayudar a los demás, esto genera un gran sentido de gratitud interna.

 

 

 

 

Habilidades de inteligencia emocional que son de mucha ayuda

  • Empatía: tener la capacidad de ponernos en los zapatos del otro ·
  • Autoconciencia: reconocer los propios estados de ánimo
  • Autoestima: Aceptarnos y querernos como somos
  • Motivación al logro: perseguir objetivos, tomar iniciativa, ser eficaz, seguir adelante a pesar de las adversidades
  • Autorregulación: saber manejar las emociones.
  • Habilidades sociales: ayudan a manejar con éxito las emociones en las relaciones interpersonales
  • Autoconfianza: fuerte sentido del propio valor y capacidad
  • Escuchar: terminando de expresarle algo, puedes concluir preguntando si está de acuerdo con lo que le has dicho y si ha entendido
  • Democracia: negociar, saber que existen opiniones diferentes a las propias

 

 

 

 

El saber comunicarnos y reconocer nuestras emociones es de mucha ayuda al enfrentar las adversidades de la vida

Gracias a que la resiliencia puede ser aprendida, se convierte en uno de los mejores regalos que, como madres y padres de familia, se puede brindar a los hijos. Si crees que tu hijo está aprendiendo poco lo que tú estás tratando de transmitirle, existen alternativas que te serán de mucha ayuda; puedes acudir con un psicólogo o un profesional de la salud mental que te ayude en este camino de educar para resiliencia.

 

 


Por: Por María Fernanda Núñez Cuevas · Psicóloga
C. 333 190 1018 · mafnc@hotmail.com

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario