¿Mi hijo está preparado para estudiar en el extranjero? - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


¿Mi hijo está preparado para estudiar en el extranjero?.

Publicado por en  

mi hijo estudiar en el extranjero

Hay mil preocupaciones de todo tipo con respecto a los hijos: salud, educación, valores, futuro, y nunca terminaran. Siempre habrá algo por el qué preocuparse. Sin embargo, es inevitable pensar que no llegará el momento en el que la vida los obligue a enfrentarse a retos que solo ellos tendrán que resolver.

 

Muchas veces, por tradición o por los miedos que nos transmite el exterior privamos a los niños y adolescente de experiencias, tanto emocionales como intelectuales, que fortalecen su autonomía. Y es normal hasta cierto alcance por las raíces de nuestra cultura familiar y de sobreprotección. En la mayoría de las familias mexicanas, por ejemplo, los hijos permanecen en el hogar familiar hasta que se casan y forman su propia familia, o bien, hasta mucho después de haberse realizado profesionalmente. Mientras que en países como Estados Unidos es normal que los jóvenes comiencen una vida independiente en su etapa universitaria, si bien no es financiera sí lo es en muchos otros aspectos.

 

Uno de los mejores regalos que podemos dar a  los niños y adolescentes es ayudarlos a desarrollar su autonomía y a formar una visión global del mundo actual, una que les brinde todo lo necesario para crecer con éxito. Hoy en día, ya no basta con tener una preparación académica, ahora también hace falta sembrar experiencias y habilidades que les permitan aprovechar todas las herramientas y talentos que tienen, y encontrar o compensar todos aquellos que no tienen.

 

Estudiar en el extranjero es una opción para lograrlo. Estudiar en otro país enriquece el aprendizaje global porque obliga al alumno a salir de su zona de confort y lo motiva a experimentar y poner a prueba nuevas habilidades. Además, lo incentiva a vivir experiencias en contacto directo con culturas diferentes, aprenden a resolver problemas en contextos interculturales y desarrollan un conjunto de capacidades de pensamiento crítico.

 

No obstante es difícil saber cómo y por dónde empezar; tan solo pensar en el tema traerá un sin fin de inquietudes: ¿Cómo mi hijo se va ir solo a otro país? ¿Quién lo cuidara? ¿Va estar seguro? ¿Es lo suficientemente maduro para estudiar fuera? Y muchas más.

 

Afortunadamente, la experiencia de estudiar en el extranjero ha ido evolucionado con los años. Ahora existe un gran abanico de oportunidades. Desde los mismos colegios hasta empresas especializadas en este tipo de educación brindan variedad de opciones para que niños y adolescentes estudien en otro país. Atrás quedaron los complejos procesos, escasas opciones de escuelas o los esquemas de costos desorbitantes.

Extranjero2

 

 

¿A qué edad es recomendable realizar estudios en el extranjero?

 

Neurológicamente sería preferible antes de los 10 años, que es cuando mejor asimilan los idiomas, pero la mayoría de los programas para estadías largas son a partir de los 12 años, cuando los niños son un poco más independientes. Para niños mayores de ocho años existen opciones de menor tiempo como los campamentos de verano.

 

“Cuanto antes se vayan a estudiar al extranjero mejor, es una inversión en educación que a los niños nunca se les va olvidar, es algo que siempre está dentro de ti aunque sean 20 años después. Lo recomendable es iniciar tomando un curso de verano o algún campamento”, aconseja Andrea Pereira Morató, Directora del Programa para Universitarios de Education First México (EF).

 

El iniciar con programas cortos cuando son menores de 12 años lo ayudará a ir perfeccionando su nivel en otro idioma y facilitará su adaptación para estadías de estudio más largas, ya sea para cuando curse la secundaria, preparatoria o universidad.

 

“Existen programas desde los ocho hasta los 12 años, que se manejan en campamentos y son exclusivamente grupales por la cuestión de que tiene que estar más vigilados, que tienen que estar muy bien cuidados. […] En cuestión de los más grandes, hablando de 12 a 17 años, se abre una gama de destinos mucho más amplia y no viajan en grupo, ya pueden viajar solos, sobre todo, los que ya han viajado antes y que son un poquito más independientes”, menciona Guillermo Pineda, responsable de los programas para edades de 8 a 17 años en Education First México (EF).

 

¿Mi hijo está preparado para estudiar en el extranjero?

 

Para saber si tu hijo está preparado para estudiar en otro país, lo primero es considerar si es lo suficientemente independiente como para actuar fuera de casa por sí solo. Estar listo para estudiar en el extranjero no dependerá tanto de su edad sino de su madurez. Si es responsable y está acostumbrado a ocuparse de sí mismo, le resultará más fácil adaptarse a este cambio.

 

Toma en cuenta si ha tenido experiencias similares como salidas al extranjero, aunque hayan sido con toda la familia, o si está acostumbrado a pasar periodos lejos de la familia como ir a campamentos de verano o a retiros locales. Mientras más oportunidades haya tenido en ese sentido, más fácil será para él.

 

Otro punto importante es su rendimiento escolar. Si atraviesa un mal momento escolar, quizá sea mejor superar esta situación antes de tomar la decisión. Si tiene niveles de rendimiento altos o normales lo hará sentirse más seguro a la hora de irse.

 

Y lo más importante: debe querer vivir la experiencia de aprender en otro país. La clave para que un niño o adolescente se adapte con facilidad y aprenda en otro entorno es su actitud y disponibilidad. Motiva a tu hijo para que adopte la actitud correcta: viajará al extranjero para aprender, experimentar y sumergirse en otra cultura.

 

“Muchos de los papás que vienen con nosotros buscan obviamente el crecimiento de sus hijos, el mejorar su nivel académico, su nivel de inglés; pero el aprendizaje no es el mismo si el hijo no viene convencido que quiera aprender y solo lo hace porque su papá lo manda. La disponibilidad que tiene el niño o adolescente es importante. Debes enamorarlo del sistema, de cómo va a aprender. Porque no solo es el idioma, vas a estudiar a Canadá, por ejemplo, pero también vas a conocer Canada, vas a ir a divertirte aprendiendo”, señala Guillermo Pineda de EF México.  

Extranjero1

 

 

 

Tiempo de planeación para que mi hijo estudie en el extranjero

 

Lo recomendables es comenzar a planear el viaje desde un año antes. Toma el tiempo necesario para analizar las opciones disponibles y para preparar a tu hijo. Planear con tiempo te ayudará a ahorrar en gastos innecesarios que muchas veces son ocasionados por no contemplarlos con la suficiente antelación.

 

Planear con tiempo también te ayudará a pagar en parcialidades el viaje a la par de su planeación y no la totalidad en un solo pago, lo que es una gran oportunidad para las finanzas de cualquier familia.

 

Prepararse para un viaje de estudios en el extranjero implica también tomar en cuenta trámites y requisitos legales que llevan un tiempo considerable como el pasaporte, tener la vacunación correcta y la visa en caso de ser necesaria, entre otros.

 

 

Elegir la mejor opción en el extranjero 

 

Existe una gran variedad de programas de estudio en el extranjero ofertados por diferentes agencias, empresas, escuelas de idiomas o por los mismo colegios. Entre los programas más comunes se encuentran:

 

 

Campamentos de verano (7 a 18 años)

 

Los campamentos de verano están diseñados para que los niños viajen en grupo y estén acompañados de un líder o cuidador durante toda su estancia. En este tipo de programas los niños viajan durante el verano de dos a cuatro semanas para tomar clases de idiomas y realizar varias actividades como paseos, tours, deportes, actividades culturales, entre otras.

 

 

Cursos de idiomas (12 a 18 años)

 

Los cursos de idiomas tienen el objetivo de mejorar la fluidez y conocimiento de otro idioma con clases diarias y practicándolo con diferentes personas y en diferentes situaciones de la vida cotidiana. En esta modalidad, los estudiantes viajan solos de dos hasta 52 semanas y pueden hospedarse en residencias estudiantiles o con una familia anfitriona residente en el destino que hayan seleccionado.

 

Año académico (mayores de 14 años)

 

El objetivo es vivir una experiencia que combine los estudios académicos con la mejora en la fluidez de un idioma. Además, por supuesto, de aprender de todas las experiencias enriquecedoras que implica convivir con otras culturas, estudiar con otros sistemas de educación, conocer nuevos lugares y hacer actividades diferentes a las acostumbradas. Este tipo de viajes es el que manejan algunos colegios como parte de su programa académico, sobre todo aquellos que pertenecen a una red colegios con presencia internacional. La duración para estos programas son de un año académico, que sería equivalente al que estarían cursando en México. Aquí los niños y jóvenes también tienen la opción de vivir en residencias estudiantiles o con una familia anfitriona.

 

Antes de elegir una empresa o colegio que te ayude a coordinar y organizar el viaje, es importante que tomes en cuenta todo lo relacionado con la seguridad de los niños (hospedaje, supervisión, atención médica, seguros), el método de aprendizaje y las opciones de actividades extracurriculares para que, en base a esto, puedas realizar un balance más objetivo a la hora de comparar costos.

 

“Hay muchos papás que dicen ‘pues me voy por el más barato’, pero suele ser un arma de doble filo. Debes contemplar la seguridad de los niños, esto es lo más importante, y que el método de enseñanza esté garantizado y avalado. También, por ejemplo, nosotros nos preocupamos por el hospedaje, trabajamos con familias anfitrionas y residencias en las que hay quienes cuiden de los estudiantes, y por tener variedad de actividades extracurriculares”, menciona Andrea Pereira Morató de EF México.

 

Extranjero3

 

 

Seguridad y salud cuando va a estudiar a otro país

 

Los beneficios de estudiar en el extranjero son enormes, pero la idea de que un hijo viva en otro país puede poner nervioso a cualquier padre. Es importante recordar que las malas personas están en todas partes, de modo que no existe el destino cien por ciento seguro. Sin embargo, las probabilidades de que un estudiante curse estudios en el extranjero de manera segura y sin incidentes son muy altas gracias a los seguros de viajero, los seguros médicos, las supervisiones constantes y las familias anfitrionas.

 

Una de las mejores formas de que un adolescente se mantenga seguro en otro país consiste en que él mismo lea la mayor cantidad de información posible sobre el lugar al que se dirige. Motívalo a buscar información en sitios web oficiales y a hablar con compañeros o conocidos que se hayan ido a estudiar al mismo lugar, ellos podrán darle tips y datos prácticos que seguramente le serán de gran ayuda.

El destino que elijan será clave para definir el costo del seguro médico y de viaje, pues las prácticas médicas varían de manera significativa en todo el mundo. Es muy recomendable contratar dichos seguros en la empresa o la agencia con la que realizará el viaje, ya que la atención resultará más rápida y sencilla en caso de que llegara a suceder algún incidente. Aunque también se puede contratar de manera independiente.

 

Antes de partir

 

En la mayoría de los casos, los coordinadores del programa seleccionado te orientarán de manera específica para resolver todas tus dudas. Y acudir a ellos es lo más recomendable, pues cuestiones como qué tipos de gastos hay que contemplar, cuál es el estimado de dinero que se gastará durante su estadía y cómo facilitar la administración del mismo una vez estando allá son aspectos que van muy de la mano con el tipo de economía y de moneda de cada país, y no cualquier persona podría asesorarte correctamente.

 

Es normal que conforme se vaya acercando la fecha del viaje, los niños o adolescentes empiecen a dudar de sí mismos o a expresar inquietud y miedo. Incluso podrían pensar en ya no querer hacerlo. No subestimes estas reacciones, ya que son genuinas y tu hijo necesitará escucharte decir que confías en él y en su capacidad para vivir esta aventura. Dile que sabes que él es capaz de resolver cualquier imprevisto que pudiera surgir durante su estadía y que si se le complica, siempre habrá personas y recursos disponibles que lo podrán ayudar.

 

Antes de que viaje, asegúrate de tener copias de toda su documentación de viaje relevante, en especial, la información de vuelo y los datos de contacto de las personas que lo recibirán.

 

Una vez que tu hijo salió de viaje, es momento de relajarte y apoyarlo a la distancia.

 

Después de estudiar en el extranjero, la mayoría de los estudiantes no vuelven a contemplar su educación de las misma forma. Notarás como regresa con mayor interés por los logros académicos, con una pasión renovada por aprender y con habilidades prácticas relacionadas con la vida real que ningún salón de clases puede igualar.

 

Education First (EF) es una compañía líder en educación internacional especializada en la enseñanza de idiomas en el extranjero. A lo largo de 50 años, EF se ha expandido a lo largo de 44 destinos en 16 países con 500 escuelas propias y acreditadas por las organizaciones de educación avanzada más reconocidas del mundo.

 

Por Tomás Ramírez Almanza

 

Artículo originalmente publicado en el nº 24 de Yei!

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario