Hablando y educando en la sexualidad - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Hablando y educando en la sexualidad.

Publicado por en  

happy family

Es muy importante informarnos de cómo hablarles  de acuerdo a su etapa de maduración y sus propias necesidades.


 

Desde que nacen nuestros hijos e hijas soñamos con la manera de educarlos, pensamos en cómo vestirlos, qué valores enseñarles, e incluso, pasamos mucho tiempo decidiendo en qué escuela inscribirlos. Pero cuando pensamos en educar en la sexualidad, creemos que es conveniente esperar a que tengan una edad cercana a la pubertad. Sin embargo, este tema será muy complicado si esperamos tanto tiempo, y más que ayudar, abrirá más la brecha de incomunicación entre padre, madre e hijos.

 

Pensamos que nuestros hijos tendrán curiosidad y preguntas hasta entrada la pubertad; que será en el momento de los cambios de cuerpo de niños a adolescentes cuando se darán cuenta  de que tienen un cuerpo sexuado y, hasta entonces, comenzamos a  hablarles de algo que creemos les es inusual o no familiar:  su cuerpo y su sexualidad.

 

Lo que a veces pasamos por alto es que, todos los años anteriores a la pubertad, los estamos educando en la sexualidad con nuestras actitudes y reacciones ante el tema. Desde que enseñamos a los chicos a nombrar su cuerpo, con los nombres verdaderos y funcionales de cada parte anatómica, les tendríamos que enseñar a apreciar y cuidar su cuerpo completo incluyendo el área genital.

 

Cuando hablamos de sexualidad nos volvemos transparentes. En lo que decimos van mezclados nuestros valores y la forma como nos han educado, así como la manera en la que hemos vivido nuestra propia sexualidad y prácticas sexuales. Esto puede ser muy amenazante para nosotros los adultos, a nosotros no nos hablaron con esta claridad acerca de estos temas, es por eso que es un gran reto. Nos provoca ansiedad y nerviosismo.

 

Es muy importante informarnos de cómo hablarles  de acuerdo a su etapa de maduración y sus propias necesidades. La consecuencia de no hacerlo es que nuestros hijos e hijas se informarán por otros medios, mal informados sin una base ética que los llevará a tomar conductas de riesgo y mitos. Por lo tanto pregúntate: ¿cómo he educado  a mis hijos hasta ahora?

 

Lee también: Pubertad precoz

 

La educación sexual debe ser científica, laica, adecuada y oportuna. La educación sexual previene, responsabiliza, empodera y forma ciudadanía. Los logros positivos de la educación sexual son los mejores argumentos para promoverla,  para acabar con prejuicios y romper las barreras de quienes la impiden.

 

Hay que reconocer el valor de la formación y del conocimiento como fundamento para que niñas, niños y adolescentes encuentren en su sexualidad una fuente de alegría y cuenten con instrumentos para el ejercicio pleno y responsable, libre de abusos, violencia, discriminación y demás problemas que limitan el desarrollo y causan sufrimiento.

 

Prepárate para que puedas ofrecer una educación sexual libre de prejuicios que favorezca la vida, la felicidad y la responsabilidad.

 

 


 

Por Dra. Carlota Tello Vaca

Lic. Lourdes Gómez Paz

Programas de Prevención Fundación Pas

*Artículo originalmente publicado en el nº12 de Yei!

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario