Hijos perseverantes - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Hijos perseverantes.

Publicado por en  

videohabilidades-p

Cuando se presentan los obstáculos, tenemos dos opciones: persistir o rendirnos. ¿Cómo enseñarle a un niño a ser perseverante y no dejarse desanimar por los retos?


 

 

La perseverancia se presenta en distintos ámbitos de la vida de los hijos y es importante encauzar esos momentos de aprendizaje. De acuerdo con un estudio de la Universidad Brigham Young (EE UU), publicado en la revista Journal of Early Adolescence, los padres juegan un papel clave a la hora de enseñarnos a ser tenaces y perseverar en las tareas y los objetivos. 

 

Dicho estudio encontró tres coincidencias básicas entre las familias donde se observó un mejor aprendizaje de conductas relacionadas con la perseverancia:

 

  1. Los niños y adolescentes expresaron que su papá era cálido y amoroso.
  2. Cada regla que les fue impuesta a los hijos fue acompañada de una explicación y de una manera de medir si ésta se cumplia. 
  3. Los hijos mostraban un mayor grado de autonomía en comparación con los que mostraron menor aprendizaje en conductas perseverantes. 

 

“La clave parece ser un tipo de paternidad que no es autoritaria pero que sí podríamos llamar autoritativa. Es decir, que para que un papá haga que su hijo sea persistente en resolver una tarea difícil, debe quedar clara la fuerza con que cuenta el padre para ordenar al hijo cumplir con una labor pero proporcionándole siempre al niño o joven, explicación, estímulo y autonomía para realizar esa labor”, esto de acuerdo con un estudio de la Universidad Brigham Young (EE UU).

 

¿Qué es la perseverancia?

 

La perseverancia es un valor que nos permite tener la capacidad de buscar soluciones a los problemas que se presentan en la vida diaria. No dejarnos vencer ante la adversidad, y superar los obstáculos de manera positiva es ser perseverante.

 

¿Cómo promover la perseverancia en los niños?

 

La mejor forma de inculcarles este valor a los niños es motivándolos a realizar actividades que les generen un reto, por ejemplo: el deporte o alguna actividad artística. Realizar una de estas acciones le ayudará a superarse y cumplir metas.

 

Lee también: Las metas de los niños, un camino al éxito

 

Tres recomendaciones para enseñar a tu hijo a ser perseverante

 

  • Fortalece su autoestima

 

Un niño con alta autoestima es un niño perseverante, ya que, al querernos a nosotros mismos, podemos confiar en nuestras habilidades para salir adelante. No olvides siempre destacar sus triunfos, de esta manera él sentirá tu apoyo y comprensión. 

 

  • Motívalo a superar sus retos

 

Enseña a tu hijo a ser fuerte. Esto no significa que nunca le pasará nada, sino que aprenda a superar los retos que la vida le pone cada día. Es muy importante enseñarle que se puede sacar provecho de todas las experiencias, buenas o malas.

 

Lee también: Resiliencia: preparar a tus hijos para las adversidades de la vida

 

  • Enséñalo a soñar

 

Si enseñas a tu hijo a soñar, lo estarás empujando a luchar por sus metas. Procura siempre motivarlo a fijarse metas cada día, no importa que tan pequeñas sean, lo importante es que aprenda que cada nuevo día es una oportunidad para superarse. Pero también enséñale a aceptar y superar las derrotas que se puedan presentar en el camino.

 

Cómo es un niño perseverante

 

Un niño perseverante es aquél que sabe aceptar los retos, lucha por alcanzar su meta, pero también sabe aprender de sus errores. Si deseas que tu hijo sea perseverante, la clave para hacerlo es tu ejemplo. Si tu hijo ve que luchas por tus metas, entonces, estarás creando la conciencia en él de ser siempre perseverante.

 


 

 

Por María Teresa Mora Parvul

 

Artículo originalmente publicado en el nº 23 de Yei!

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario