La tolerancia: un camino contra la discriminación entre niños - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


La tolerancia: un camino contra la discriminación entre niños.

Publicado por en  

Painted hands, colorful fun. Creative, funny and artistic means happy! Orange background wall

La discriminación entre niños es una realidad que se vive todos los días en nuestra sociedad. El acoso y maltrato constante puede traer sentimientos de culpa o desesperación. Un niño observa la exclusión a ciertas personas o grupos y crece con la idea de que eso es normal y está bien.


 

 

Ser excluido, maltratado, ofendido o simplemente que no te tomen en cuenta es una manera de discriminación y no debe de ser aceptada por nadie. De acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED), se define como discriminación a cualquier trato poco favorable o desprecio.

 

Se hace notorio cuando hay alguna distinción o exclusión a una persona o un grupo de personas debido a su origen, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, embarazo, lengua, religión, entre otros factores.

 

Este fenómeno es una realidad que afecta a la sociedad día con día, incluyendo a uno de los sectores vulnerables de la sociedad, los niños. La discriminación o exclusión infantil significa tratar a un niño de manera diferente o negativa sin ninguna razón justificable.

 

En comparación con los adultos, son ellos quienes más sufren debido a su dependencia a los adultos y a su poco poder de decisión. Ya sea de manera verbal, a través de apodos, o de manera física, la discriminación es una forma de violencia y debe ser sancionada.

 

¿De dónde viene la discriminación?

 

Según Peter Griffiths, especialista en Trabajo Social y columnista del periódico The Western Producer, la exclusión nace a partir de la ignorancia y el miedo. “Se nutre de lo desconocido que rápidamente se transforma en ansiedad o miedo”. Cuando algo nos parece ajeno, no lo conocemos o no lo entendemos, en automático lo juzgamos y nos ponemos a la defensiva.

 

Griffiths explica que no se trata de lo que sucede a nuestro alrededor, sino que son esas pláticas internas, creencias y pensamientos, que nos motivan a enojarnos, estresarnos y asustarnos. Es entonces cuando nuestra mente, a manera de defensa, decide discriminar o prejuzgar.

 

¿De dónde nace la discriminación entre los niños?

 

De pequeños, aprendemos a hablar y a comportarnos de acuerdo a lo que observamos. Los niños son imitadores de la sociedad; de acuerdo con la organización Anti-Defamation League (ADL), el prejuicio se aprende a través de la experiencia y el observar a una sociedad en donde los prejuicios existen y se aceptan. El comportamiento y las opiniones de los niños se ven influenciados por aquello que dicen y hacen la personas a su alrededor.

 

Un niño observa la exclusión a ciertas personas o grupos y crece con la idea de que eso es normal y está bien. Es ahí donde los padres, y cualquier persona debe abordar el tema y aclarar que dichos actos son inaceptables. Los padres deben motivar a sus hijos a la tolerancia a través del ejemplo; enseñar a respetar y aceptar la diversidad de nuestra sociedad.

 

En México, según un estudio realizado en la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) en 2010, el 33% de la población está conformada por niños. Y sólo el 42% de los mexicanos encuestados considera que los derechos de los niños son respetados.

 

De hecho, el golpear a un niño o niña para que obedezca es una práctica considerada “muy frecuente” por el 78% de las personas. Y aunque la mayoría rechacen golpear a un niño como forma de disciplina, el 95% de los mexicanos consideran que el castigo físico es una práctica común en nuestro país.

 

Lamentablemente, para la mayoría de la población en México golpear o aceptar golpear a los niños en cualquier situación de disciplina es una práctica adecuada. Y así, la problemática sigue haciéndose más grande; un niño crece con la mentalidad de que está bien golpear y abusar de otro niño cuando éste se comporte de manera anormal o inaceptable.

 

Otro lugar donde la discriminación entre niños continúa en aumento es la escuela. Es ahí donde se crean las lealtades, las competencias, la creatividad, la autoridad y también las jerarquías. Es donde se da la relación entre niños y se mezclan culturas, pensamientos y tradiciones las cuales pueden crear intolerancia y discriminación. A este acoso y exclusión se le conoce como “bullying

 

Efectos psicológicos de la discriminación en los niños

 

Las cifras lo dicen. Los expertos lo comprueban. La discriminación entre niños es una realidad que se vive todos los días en nuestra sociedad. El acoso y maltrato constante puede traer sentimientos de culpa, desesperación y llevar a otros problemas más serios.

 

En un estudio realizado por la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA), junto con la Corporación Research and Development (RAND), se demostró que aquellos niños que sufren de exclusión tienen más probabilidad de desarrollar síntomas de depresión, déficit de atención, hiperactividad, trastorno negativo desafiante o problemas de conducta.

 

Los investigadores analizaron varias primarias en los Estados Unidos y encontraron que los grupos más discriminados son los afro-americanos y los hispanos. Estos niños muestran síntomas de depresión, baja autoestima, falta de seguridad y problemas de conducta.

 

¿Cuál es la clave para evitar la discriminación?

 

La tolerancia. La Real Academia Española la define como el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias. Esto quiere decir, aprender a aceptar aquello que no comprendemos, aquello que nos es nuevo.

 

Existen leyes como la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, respaldada por la CONAPRED, en donde el gobierno se compromete a proteger a los mexicanos de cualquier acto discriminatorio. También existen otras instituciones como el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI),  el cual se encarga de llevar a la sociedad a la tolerancia y a la inclusión de todos. Cuenta con programas, pláticas y material de apoyo.

 

Sin embargo, existen muchas maneras que se pueden aplicar en casa o en la escuela para ayudar a prevenir y combatir el racismo, los prejuicios y la discriminación.

 

Promover la tolerancia y prevenir la discriminación en el hogar

 

  • Habla con tus hijos sobre los estereotipos. Ser abierto respecto a este tema los ayuda a generar confianza en situaciones discriminatorias que vean en la televisión, entre amigos o en la escuela
  • Se un modelo a seguir. Analiza tu manera de actuar y muéstrale a tus hijos a través del ejemplo.
  • Cuéntale de donde viene. Habla con él sobre su familia, de donde vienen sus tradiciones y enséñale a amar sus raíces y disfrutar sus herencias.
  • Desarrolla su autoconfianza. Celebra sus logros, motívalo a desafiar cualquier obstáculo y demuéstrale que es un niño capaz de conseguir sus sueños. Reconoce y aprecia sus cualidades individuales para lograr que se sienta bien consigo mismo.
  • Ayúdales a ser sensibles con los sentimientos de los demás. Un niño empático tendrá menos probabilidades de ser excluido. Comparte historias que les ayuden a comprender a los demás. Y cuando haya un problema, enséñalo a ponerse en los zapatos del otro.
  • Exponlos a experiencias multiculturales y diversas. Llévalos a exposiciones, museos, obras y festivales de varias comunidades y culturas. Deja que conozcan otros idiomas y otras maneras de vivir. También, dales juegos, libros y programas televisivos donde aprendan sobre otras culturas. Todo esto les ayudará a entender que su cultura y manera de vivir no es la única en el mundo.
  • Asegúrate de que entienda que la discriminación está mal. Mantente firme en que nadie debe de ser menospreciado o molestado debido a sus diferencias. Ayuda a tus hijos a crear un cambio positivo. Enséñalos a responder de manera pacífica ante situaciones discriminatorias.
  • Ayuda a tu hijo a lidiar con los prejuicios. Promueve un ambiente de confianza en el hogar para que tu hijo sepa que si tiene algún problema, puede hablar contigo. Si tu hijo sufre de discriminación en la escuela, procura no reaccionar agresivamente. Escúchalo, aliéntalo y explícale las posibles razones por las cuáles está pasando por eso y como debe afrontarlo. Si la situación se sale de control, es recomendable acudir a la escuela.

 

Promover la tolerancia y prevenir la discriminación en la escuela:

 

  • Fomentar y repetir la tolerancia. Es necesario tomarse el tiempo cada día para recordar a los alumnos la importancia de la tolerancia en cada situación y mostrarles las situaciones que los puedan llevar a la desesperación y cómo deben de actuar ante éstas.
  • Promover clases de ética y cultura. Son importantes estas clases que muestran al alumno diferentes maneras de vivir, otras culturas, tradiciones y costumbres en todo el mundo.
  • Jugar y estudiar. Combinar creativamente el juego, la diversión y la escuela para que la experiencia sea más agradable y así se reducen las posibilidades de violencia.
  • Promover los deportes. La actividad física es muy importante para que los niños aprendan la importancia de jugar en equipo, liberar la tensión y cooperar con los que les rodean para poder ganar.
  • Crear un ambiente de confianza. Que el alumno entienda que puede hablar con cualquier maestro o directivo en cualquier situación. Que se sienta seguro en la escuela y se motive a aprender.

 

Lee también: Bullying

 

No es secreto que la discriminación es un fenómeno que aumenta. Se necesita un cambio social para comprender que la violencia, la exclusión y los prejuicios de cualquier tipo deben de ser rechazados. Es importante generar un ambiente de confianza, respeto y tolerancia para que los niños crezcan con valores y actitudes positivas.

 

La discriminación en el mundo

 

  • Se estima que 250 millones de personas padecen discriminación por haber nacido en el seno de una casta marginada (una clase social).
  • Existen en el mundo entre 120 y 150 millones de niños y jóvenes con discapacidades. Se estima que menos del 2% de estos niños y niñas asisten a la escuela.
  • En India, la mayoría de los 15 millones de niños y niñas que trabajan en condiciones de servidumbre pertenecen a las castas inferiores.
  • En algunos centros de Mumbai, India, los niños y niñas pobres son sometidos a la prueba del VIH en el momento de su admisión. Si el resultado es positivo, son segregados del resto o transferidos a otras dependencias, pese a que el centro cuente con el personal y el espacio suficiente.
  • En Japón, los niños y niñas nacidos fuera del matrimonio tienen derecho a heredar solo la mitad que los niños y niñas que son fruto del matrimonio.

 


 

Por Katia Diéguez
Comunicóloga y Periodista
*Artículo originalmente publicado en el nº11 de Yei!

 

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario