Miedo a la oscuridad - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Miedo a la oscuridad.

Publicado por en  

scared little kid

El miedo en los niños es tan normal como sentir hambre o frío ya que el miedo también nos ayuda a no caernos en un barranco o que no se los lleve un extraño, por lo tanto debemos verlo como un sentimiento natural en los seres humanos.


 

 

Sin embargo, cuando nuestros hijos le temen a algo, por la noche se intensifica en la oscuridad, ya sea el temor a algún monstruo del clóset o a aquel que se dice está debajo de la cama, y si a esto le añadimos alguna pesadilla lo más seguro es que por la madrugada tengamos a nuestro hijo tocando a la puerta de nuestro cuarto o incluso ya acostado en nuestra cama, todo depende de su edad.

Lo primero es tratar de entenderlo, todos le tememos a algo y de pequeños la realidad y la ficción parecen una misma cosa, así que dejemos esas frases de los monstruos no existen, no pasa nada, tienes que ser valiente, porque si sus padres no los entendemos, entonces simplemente no los ayudamos, lo mejor es crear algo también imaginario para “protegerlos” cuando están pequeños, conforme vayan creciendo se darán cuenta de lo irracional que es el temerle a monstruos ficticios o a la oscuridad.

 

Por mi cuenta cuando mi pequeña comenzó con los temores a las pesadillas creamos el líquido anti-pesadillas, conformado por agua y polvos mágicos (sal o suero en polvo) lo pusimos en un atomizador y todas las noches rociamos su almohada para que no tenga pesadillas.

 

El temor a la oscuridad también es de lo más común, lo primero es hablar con ellos y relajarlos antes de dormir, darles algún masaje, contarles un cuento divertido y también puedes ayudarte con una pequeña lamparita y dejarla encendida mientras duerme o bien no cerrar la puerta de su cuarto para que entre la luz del exterior y así se sienta más tranquilo.

 

Si su temor es a algún animal o monstruo en específico pueden crear algo contra eso, por ejemplo si son los vampiros poner ajo detrás de la puerta, o poner estrellas anti vampiros, aquí su imaginación es el límite.

 

Aunque claro que esto debe ser adecuado a la edad de los pequeños con la edad los miedos de tu hijo irán cambiando, sin embargo, si tu hijo tiene un miedo que establezca un verdadero problema  y le impida dormir lo necesario o no hacer sus actividades cotidianas lo mejor sería hablar con él para intentar saber de dónde viene el problema original e incluso evaluar llevarlo con algún psicólogo para tratar sus miedos u orientarlos a todos para saber cómo sobrellevar esto.


 

 

Por: Ingrid Muñoz

 

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario