¿Por qué los niños ya no son como antes? - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


¿Por qué los niños ya no son como antes?.

Publicado por en  

¿Por qué los niños ya no son como antes?

¿Se corrompió la formación de los niños? ¿cómo llevar una vida como “la de antes” si ya todo es diferente?


 

 

Es fácil añorar los viejos tiempos, aquellas épocas de las cuales sólo se recuerdan acciones positivas. Los niños jugaban en la calle seguros, se era altamente creativo porque se construía e inventaba un nuevo juego cada día, los niños respetaban a los adultos, y se escuchaba con gran frecuencia el gracias y por favor.

 

Desde luego sería excelente ver esto nuevamente. Sin embargo, lo que antes se aprendía del convivio cotidiano con otras personas y en la familia, hoy en día,  la tecnología y el acelerado crecimiento del sistema de vida, nos ha llevado a modificar los métodos de formación y, cada día, se vuelven más imprescindibles aquellos recursos de apoyo en la difícil tarea de ser padres.

 

¿Se corrompió la formación de los niños?

 

No es posible conocer una respuesta fehaciente de qué o quién es responsable de una transformación en el carácter de los niños. Si la vida actual exige que ambos padres trabajen, que un sin número de mujeres vivan el reto de educar a sus hijos solas y que salir a jugar a la calle sea un riesgo inminente; ¿cómo descubrir el origen de dichos cambios?

 

Y qué decir de los múltiples medios de comunicación, que intervienen de manera equivocada en la enseñanza de los niños. Desde luego, sería imposible encontrar un responsable, lo que sí es importante es que existen consecuencias reales, tales como:

 

  •      Problemas de socialización
  •      Falta de interés por otros
  •      Baja tolerancia a la frustración
  •      Liderazgo mal enfocado
  •      Problemas de conducta
  •      Bajo rendimiento escolar
  •      Falta de identidad
  •      Dificultad para expresar emociones

 

Mucha gente asegura que el bullying siempre ha existido, pero antes se llamaba `diferente´ y eso forjaba el carácter, lo cierto es que antes podías ser ridiculizado ante un grupo de tal vez 5 ó 10 personas y en la actualidad puedes ser evidenciado frente a miles de personas en cuestión de minutos en redes sociales provocando consecuencias fatales.” Dr. D. James Kennedy

 

Cómo llevar una vida como “la de antes” si ya todo es diferente

 

Las actividades lúdicas como los campamentos, talleres, los deportes y el juego están relacionados directamente con el crecimiento y desarrollo del cerebro, promueven el crecimiento neuronal, estimulan la zona en la que se controlan las emociones y desarrollan la corteza prefrontal, donde se produce gran parte de la cognición.

 

Lee también: Amor al planeta

 

Esto facilita la capacidad de madurez emocional, incrementa la habilidad de toma de decisiones, permite que se aprendan mejor las tareas y amplía la capacidad de socialización, de tal manera que, dichas actividades desarrollan todas aquellas destrezas que forman el carácter de una persona; el disculparte con alguien, el aprender a hacer equipo, el esforzarte por potencializar tus talentos, actuar ante las necesidades del otro, definir y desarrollar tu personalidad, entre otras.

 

El carácter, a diferencia de lo que muchas personas creen, no tiene que ver con el hecho de ser muy enojón o no, sino en cómo te comportas cuando nadie te ve, es decir, tienes las motivaciones correctas para actuar.

 

Todo inicia en nuestro ser, en cada decisión que tomamos, pequeña o grande, y es ahí en dónde debemos comenzar con los hijos, en su interior, en su carácter.

 

Algunos recursos que te ayudarán a formar el carácter de tus hijos son:

 

  • Aprovechar las opciones que ya tienes a tu alcance como aquellas organizaciones o maestros verdaderamente comprometidos con la formación de tus hijos.

 

  • Busca actividades extra escolares, además de las que ya realicen en su rutina diaria, en donde convivan con niños de distintos colegios, bajo una guía y supervisión profesional para una sana socialización.

 

  • Busca campamentos con experiencia, que cuenten con un amplio equipo de trabajo (staff) al cuidado de los niños. Son una excelente opción de juego reflexivo, de experiencias formativas y en tan solo unos días, de gran impacto para su vida.

 

  • Busca continuamente adquirir conocimiento y herramientas que te ayuden a identificar alternativas para lograr resultados diferentes tales como talleres para padres, congresos familiares, etc.

 

  • Infórmate sobre nuevas metodologías de enseñanza.

  

La prueba del carácter: Hacer lo correcto aun cuando no sea conveniente, aunque nadie espere ni siquiera entienda, y cuando nadie jamás se entere.” Dr. D. James Kennedy

 

 

 


 

 

Por Edgar Martínez (Zupy)

Fundador y director

Organización Zucamping

 

*Artículo originalmente publicado en el nº 17 de Yei!

 

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario