¿Cómo afectan las peleas de padres a tus hijos? - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


¿Cómo afectan las peleas de padres a tus hijos?.

Publicado por en  

Cómo afectan las peleas de padres a tus hijos

Hay padres de familia a quienes les cuesta comunicarse de manera asertiva o llevar una relación empática; es por ello que dejan a un lado el entablar una charla tranquila y comienzan las discusiones sin importar quienes se encuentren presentes: sus hijos.


 

 

 

Los niños crecen siguiendo patrones que ven a su alrededor, en este caso siguen el ejemplo de sus padres. Aprenden tanto las cosas buenas (hábitos, costumbres…) como las malas (discusiones, insultos, malas palabras).

 

Las discusiones afectan a los niños sin importar la edad que tengan y pueden afectarlos de manera psicológica. Según un estudio realizado por la Escuela Steinhardt de Cultura, Educación y Desarrollo Humano de la Universidad de Nueva York, y publicado en la revista científica Development and Psychopathology, la agresión entre los padres moldea negativamente la respuesta emocional de los hijos.

 

Cada niño es diferente, incluso el levantar la voz en una conversación puede causarles temor y angustia. Entre las maneras de demostrar que les afecta pueden ser:

 

  • Tristeza e inseguridad.
  • Ansiedad y depresión.
  • Agresividad.
  • Estrés.
  • Conducta y comportamiento
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Ponerse a llorar o gritar durante una discusión.
  • Chuparse el dedo o hacerse del baño.
  • Bajo rendimiento escolar.

 

Sabemos que algunas discusiones no se pueden evitar hacer fuera del alcance de los niños, pero debemos enseñarles a gestionar los conflictos: una discusión, un intercambio de opiniones y agredir o insultar.

 

Si bien, pueden resultar saludables para expresar lo que sentimos, pensamos y creemos; las peleas que existen entre mamá y papá dejan una huella en los hijos, porque ¿quién no ha discutido más de alguna vez con su pareja? Eso es normal. Lo que no es correcto es que lo hagamos frente a los hijos, pues esto les puede afectar la capacidad de que el niño puede identificar y controlar sus emociones.

 

¿SABÍAS QUE…?

 

Desde que el bebé está en el vientre materno empieza a absorber la información que la madre recibe; así es como percibe sus emociones y sensaciones que lo impactarán de manera positiva o negativa.


 

Por:Karla Dávila

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario