¿Porqué a mi hijo le sangra la nariz en tiempos de calor? - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


¿Porqué a mi hijo le sangra la nariz en tiempos de calor?.

Publicado por en  

012abbfff7a06be8e8da89bb42f18962_XL

El sangrado nasal se produce cuando se rompe la pared de uno de los pequeños vasos de la mucosa.


 

 

Es común, que a los niños entre 3 y 10 años les sangre la nariz por diferentes razones: resfriados y alergias, crecimiento, enfermedades crónicas, accidente o respirar aire demasiado seco e incluso el calor.

La resequedad nasal puede acelerarse dependiendo el clima ya sea por el frío o el calor intenso a causa de la exposición de contaminantes químicos, la inhalación del humo del cigarro así como el uso continuo del aire acondicionado y calentadores.

Es necesario que conozcamos los tipos de hemorragias nasales que existen y así poder atenderlas. Por ejemplo: Hemorragia nasal anterior: Se produce en la parte delantera de la nariz al romperse los vasos que la cubren; mientras que, la Hemorragia nasal posterior: Se produce detrás de la nariz, incluso la sangre puede bajar por la garganta provocando vómito.

 

¿Sabes que hacer en caso de un sangrado de nariz?

 

  • Debes mantener la calma, pues en pocas ocasiones es grave.
  • El niño debe permanecer sentado o de pie inclinando un poco la cabeza hacia delante. NO HACIA ATRÁS, sino provoca que la sangre no se detenga y se pasé hacia la garganta teniendo el riesgo a un ahogamiento.
  • Si sabe sonarse, que lo haga despacio.
  • Presione la parte suave de la nariz (mitad inferior) con su dedo pulgar e índice y hay que sostenerla durante unos minutos.
  • Colocar tapones de algodón humedecidos con agua para tapar las fosas nasales.

 

Más que seguir ciertos pasos para detener el sangrado, es cuestión de prevenirlo:

  • Evita la exposición por mucho tiempo en el sol, sobre todo los días de fuerte calor.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • No rascarse, hurgarse ni sonarse fuerte la nariz.
  • No hacer mucho esfuerzo físico, sobre todo personas propensas al sangrado.
  • Tomar mucha agua.
  • Consumir frutas ricas en vitamina C (limón, mandarina, guayaba, lima, naranja o fresa). Estas también ayudan a prevenir los resfriados.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina K (se encuentra en verduras verdes y semillas).

 

Hay niños que tienen sus vasos sanguíneos más sensibles que otros y puede provocar su rompimiento cuando se pellizcan, suenan o simplemente se encuentran jugando. Si el sangrado se vuelve muy continuo, es necesario consultar con su pediatra para que conozcan las maneras de prevenir el problema.


 

 

Por: Karla Dávila

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario