¿Pubertad normal o tardía? - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


¿Pubertad normal o tardía?.

Publicado por en  

genervte schülerin mit zerknülltem papier

Los antecedentes familiares, la alimentación y otras características ambientales pueden influir en la edad de aparición de la pubertad y que ésta se produzca un poco después de lo usual.


 

 

La pubertad tardía es un trastorno frecuente que se manifiesta en el 3% de la población.

 

La pubertad es la primera fase de la adolescencia. En esa etapa, se producen los cambios que permitirán al cuerpo reproducirse sexualmente. Se llama pubertad tardía al hecho de que dichos cambios comiencen a una edad posterior a la que se considera normal para la pubertad o que el proceso se extienda durante más tiempo que en la media de los adolescentes.

 

Las edades consideradas normales para el proceso de la pubertad, son entre los ocho y los doce años en el caso de las niñas y entre los nueve y los catorce años para los niños; es muy importante saber que no se trata de categorías fijas sino de edades aproximadas.

 

Los antecedentes familiares, la alimentación y otras características ambientales pueden influir en la edad de aparición de la pubertad y que ésta se produzca un poco después a las edades mencionadas y sea de todas formas normal.

 

Desde el punto de vista práctico, se entiende por pubertad retrasada cuando en los varones no han iniciado el incremento del tamaño de sus genitales antes de los catorce años de edad y, en las niñas, cuando a los trece años no han iniciado el desarrollo de las mamas o bien, no haber tenido la menstruación a los quince años.

 

El concepto también incluye a aquellos jóvenes cuya pubertad ya iniciada se detuvo o si su progresión es muy lenta y no alcanza la estadía final en tiempo normal. Es decir, si ha transcurrido más de cinco años desde que comenzó el proceso puberal, sea o no este tardío y no ha finalizado, también se considera una pubertad retrasada.

 

En las niñas se manifiesta con:

 

  1. Talla baja
  2. Retraso de la menstruación
  3. Ausencia de crecimiento mamario
  4. Ausencia de vello púbico
  5. Rendimiento escolar bajo
  6. Huesos frágiles
  7. Infertilidad

 

En los niños se manifiesta con:

 

  1. Talla baja
  2. Falta de crecimiento de genitales
  3. Voz infantil
  4. Ausencia de vello facial (barba y bigote)
  5. Rendimiento escolar bajo
  6. Falta de interés por el sexo opuesto
  7. Infertilidad

 

Ir al médico.

 

Al acudir al médico, será necesario hacer una revisión para la medición de su peso y talla, así como de las proporciones corporales, con categorización del tamaño de sus genitales. Deberá además realizarse un estudio de los niveles hormonales y condición metabólica, para descartar enfermedad o patrón normal de crecimiento y desarrollo.

 

Lee también: Trastornos de crecimiento en la niñez y adolescencia

 

Si sospechas de que tu hija o hijo puede tener una pubertad tardía, debes consultarlo con tu médico. Será éste el que estudie los síntomas para determinar si efectivamente es así. Existen tratamientos para acelerar la pubertad y deberá ser el médico el que diagnostique si es necesario aplicar o no el tratamiento, según sea el caso. Generalmente, lo que determina que se aplique un tratamiento en casos no tan graves, desde el punto de vista fisiológico, es porque existe la posibilidad de que el adolescente o la adolescente sufran de trastornos psicológicos o psicosociales por causa de su tardío desarrollo sexual.

 

 


Dra. Ana Laura López Beltrán
*Artículo originalmente publicado en el nº7 de Yei!

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario