Ciberacoso: ¿Cómo ayudarlo? - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Ciberacoso: ¿Cómo ayudarlo?.

Publicado por en  

Cyber_Bullismo_donna_Fotolia-kaoB--835x437@IlSole24Ore-Web

El ciberacoso o ciberbullying es una forma de intimidación u hostigamiento que pueden sufrir niños y adolescentes por parte de algún compañero del colegio, en redes sociales u otros medios. Mediante insultos, chantajes o amenazas los acosadores buscan afectar la autoestima o bienestar físico y/o mental de su compañero.

 

 

Aunque la popularidad de plataformas tecnológicas puede considerarse reciente, el término “bullyng” ya era utilizado para describir los enfrentamientos, cara a cara, en las instituciones educativa.

 

 

A pesar de que escuelas y organizaciones gubernamentales y sociales han emprendido campañas enfocadas en prevenir el abuso escolar, el periódico Zócalo, de Saltillo, México asegura que el 60% de los suicidios juveniles están relacionados con este tipo de agresión y hostigamiento.

 

 

Ante una problemática que se agrava cada día más ¿Por qué los múltiples esfuerzos por prevenirla no han surtido efecto?. Es momento que los padres tomemos cartas en el asunto.

 

 

Nuestro objetivo principal es que nuestros hijos crezcan felices y seguros, sin embargo, es imposible estar con ellos o monitorearlos en todo momento. Entonces ¿Cómo podemos saber si nuestro pequeño está enfrentando esa problemática?.

 

 

¿Cómo actúa un niño acosado?

 

 

No existe diferencia entre el ciberacoso y el acoso escolar, de hecho los síntomas son muy parecidos: se presentan cambios de humor, falta de sueño, pérdida de apetito, inseguridad, desánimo y bajo desempeño escolar.

 

 

Si tu hijo presenta estas señales, no te alarmes, mantén la calma y analizar la situación; pregúntate si se han manifestado una vez o si es recurrente.

 

 

¿Qué debemos hacer los padres?

 

 

Si después de analizar el comportamiento de tu hijo, aún sospechas que sufre de acoso, entonces debes acercarte a él, dialogar acerca de sus cambios de humor e indagar si enfrenta situaciones que le preocupe.

 

 

Procura ser muy cuidadoso en la forma en que tratas de saber qué es lo que le pasa, no querrás hostigarlo y convertirte en parte del problemas. Sé paciente.

 

 

Es importante que comiences a limitar el tiempo que pasa en la red, no mediante la prohibición de uso, sino buscando que diversifique sus actividades mediante la práctica de un deporte o el involucramiento en actividades artísticas y culturales.

 

 

Si confirmas que tu hijo es acosado, es recomendable que no actúes bajo tus sentimientos y emociones. No respondas con agresividad ante las amenazas que tu hijo recibe. Lo más acertado que puedes hacer es guardar los elementos que podrían ser usados como evidencia ante las autoridades.

 

 

Ante una situación tan difícil de enfrentar, es complicado conservar la cabeza fría, pero es necesario para que evites mayores repercusiones para tu hijo. Lo más valioso que puedes darle es apoyarlo y acompañarlo durante el proceso.

 

 

Si el acosador convive con tu pequeño de manera recurrente, es importante que te acerques a las autoridades o personal a cargo (profesores) y les comentes la situación para que tomen cartas en el asunto, es muy probable que lo que está enfrentando tu hijo, lo padezcan también otros niños.

 

 

 

 

Por Fernanda Pacheco

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario