¿Pasas tiempo de calidad con tus hijos? - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


¿Pasas tiempo de calidad con tus hijos?.

Publicado por en  

Tiempo de calidad con tus hijos

La paternidad va más allá de ser proveedor o cuidador: tus hijos también necesitan un compañero y guía


 

 

Hoy en día, demanda es una palabra que está en el papel de ser madre o padre; sobre todo cuando ambos tienen que trabajar, dedicarse al cuidado de sus propios padres porque son personas mayores o porque existen otros factores que requieren de su completa atención.

 

Existe la idea de que se trabaja todo el día por los hijos, para darles un mejor futuro, para que ellos se sientan orgullosos de su mamá o papá. Pero, ¿y qué pasa con el tiempo que se dedica a los hijos? Mantener una casa, proveer comida, vestimenta; son sólo un poco de la formación de un hogar. Pero el más grande cimiento para un vínculo familiar seguro es: la atención, el respeto y la dedicación entre los miembros de la familia, es decir, entre los padres y los hijos.

 

Existen casos en los que los hijos se quejan de que sus padres no quieren convivir con ellos (jugar, salir a pasear), de que no les interesa conversar o, si lo hacen, lo hacen a medias dejándolos con dudas. Y habrá padres que sólo se quejan de que sus hijos no los comprenden, sólo les provocan dolor de cabeza por los llantos o de supuestas exageraciones de expresiones como: “Tú no me quieres”, “Es más importante tus ocupaciones que yo”. Sin embargo, la mayoría de las veces no se trata de exageraciones, sino de llamadas de atención. Son peticiones de deseos personales que quieren ser cumplidos.

 

Dedicar tiempo de calidad hacia los hijos se encuentra fuera del trabajo y en ir más allá de acordarse de ellos. El tiempo de calidad se da en cualquier momento en el que padres e hijos están presentes. Por ejemplo: al despertar o a la hora de dormir, al hacer las 3 comidas juntos, cuando se realizan las tareas escolares o actividades recreativas o cuando ellos están jugando.

 

Lee también: Descubre la magia de leer juntos

 

La duda que seguro muchos padres tendrán es: ¿Qué hacer en estos momentos? Algunos papás tienen la duda de cómo actuar, qué decir, cómo hacer uso de su presencia. Lo recomendable es dejar que los hijos se expresen para poder entenderlos y saber cómo comportarte.

 

Tiempo de calidad con tus hijos

 

Una excelente alternativa es dejar que ellos escojan qué quieren hacer, cómo lo quieren hacer y dónde lo quieren hacer, pero al mismo tiempo tomar la responsabilidad, la organización y, sobre todo, la iniciativa para que se den esos momentos que tanto esperan los hijos.

 

Beneficios de pasar  tiempo de calidad a con los hijos:

 

  • Refuerzas su autoestima.
  • Mejorara sus habilidades.
  • Se sentirán apoyados y queridos.
  • Refuerzas sus valores.
  • Los verás crecer.
  • Les generará seguridad.
  • Les mostraras tu respeto hacia él o ella y como premio obtendrás el agradecimiento y respeto de su parte.
  • Los harás capaz de tomar decisiones porque les enseñarás temas diversos. Cuando tengan conversaciones, recuerda: siempre hablar con la verdad.

 

Por otra parte, existen algunas consecuencias cuando no se dedica tiempo de calidad a los hijos:

 

  • Reclamarán la falta de atención.
  • Cambiará el comportamiento conforme vayan creciendo. Por ejemplo: convertirse en agresivos.
  • Les generará inseguridad hacia sí mismos y hacia las actividades que quieran realizar.
  • Serán distantes y podrían faltarles al respeto.
  • Buscarán atención con otras personas. Por ejemplo: tíos, abuelos o amistades cercanas.
  • Algunos de ellos pueden presentar depresión leve o severa.
  • Pueden dejar de comer o dormir por cómo se sienten anímicamente.
  • Se pueden dejar influenciar por personas que, más que brindarles ayuda, los pueden perjudicar.
  • Pueden buscar su identidad a través de grupos sociales no sanos para la mente.
  • Requerirán de atención psicológica.

 

El tiempo de calidad es importante no solo cuando los hijos son pequeños y aún no tienen la habilidad psíquica y la fuerza física para valerse por sí mismos, en la etapa posterior de su desarrollo (adolescencia) se presentan cambios emocionales, inseguridades y dudas que requieren de respuestas.

 

No porque ya sea un preadolescente o adolescente quiere decir que se vale por sí mismo, tiene todos los conocimientos adquiridos o no corre ningún tipo de peligro, al contrario, ser niño o adolescente es el momento donde más necesitan de sus padres.

 

En caso de la niñez, necesitan ayuda para el conocimiento del mundo externo; estimulación psíquica y física; el propio reconocimiento de sus padres y el proceso de libidinización (deseo) la tuya hacia él o ella y viceversa. En el caso de los adolescentes, necesitan del conocimiento de los cambios físicos, la importancia de ser escuchados, generales seguridad para que puedan interactuar con las nuevas áreas de socialización, entre otros.

 

Lee también: Yoga en familia: equilibra y armoniza tu hogar

 

Darles tiempo de calidad a los hijos es mostrarles que tienen un apoyo cuando lo necesiten, un abrazo cuando ellos lo pidan, oídos para ser escuchados y una voz para conversar. Y lo más importante en el dar está también el recibir.

 


 

Psic. Julieta Franco

Psicoterapeuta de Niños – Adolescentes – Adultos

Consulta previa cita al número celular: 33.16.02.59.76

Correo electrónico: julieta_fra@hotmail.com

Consultorio: Federalismos Norte 42 – Int. 103, esquina Hidalgo.

 

*Artículo originalmente publicado en el nº 18 de Yei!

 

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario