Tiempo fuera en los niños - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


Tiempo fuera en los niños.

Publicado por en  

Tiempo fuera

La técnica del “tiempo fuera” o “time out” consiste en apartar al niño de alguna actividad o situación que no esté siendo realizada correctamente; es utilizada para disciplinar a los niños y lo puedan asociar con un comportamiento que tiene consecuencias negativas.


 

 

 

Esta técnica ha ayudado a controlar la conducta de los niños y así se eliminan o cambian ciertas conductas específicas e inapropiadas

 

Si no conocías esta técnica, aquí te explicamos cómo funciona:

 

Lo primero que se tiene que hacer, es explicarles que es el “tiempo fuera”. En esta parte se comenta cuáles son las actitudes que los llevarán a utilizar la técnica.

 

Una vez que el niño comience a mostrar el comportamiento que se quiere eliminar o cambiar, le daremos un primer aviso de que está mal. Si después de esto continúa haciéndolo le daremos un “time out”.

 

Se debe elegir un lugar que el niño considere aburrido (alejado y silencioso) por ejemplo un rincón o un escalón en donde se llevará y se tendrá que quedar ahí pensando en lo que hizo mal. Se recomienda que el tiempo sea un minuto por cada año que tenga.

 

Cuando el tiempo fuera termine, los padres deben platicar con el niño para explicarle cómo quieren que se comporte en un futuro.

 

Cabe señalar que no siempre se debe utilizar esta técnica. Por ejemplo no se debe utilizar para inculcar ciertos hábitos como lavarse los dientes y manos, recoger los juguetes y su cuarto o incluso irse a dormir a cierto horario. Cuando el niño muerde, pega, grita, contesta o hace berrinches; ahí es cuando aplicamos el tiempo fuera. Utilizan esta táctica para llamar la atención pues no saben cómo demostrar sus necesidades o enfado.

 

 

Entre los beneficios que aportan los tiempos fuera en los niños se encuentran:

  • Control de la ira y paciencia.
  • La relación entre ciertas conductas y sus consecuencias.

 

 

¿Pero qué hacer si no quiere o no obedece al tiempo fuera?

Siéntate con él el tiempo que sea necesario y hazle saber que actuó de manera incorrecta. Quédate ahí hasta que su enojo pasé y se encuentre lo suficientemente tranquilo para quedarse unos minutos en ese lugar sin protestar. Por ningún motivo, cedas al perdón o quitar minutos, pues si lo haces una vez lo querrá volver a hacer y el trabajo no habrá funcionado.

 

Algo muy importante y que no debemos olvidar es que cuando el niño tenga una acción o comportamiento positivo, se debe premiar de manera simbólica, con un reconocimiento o aprobación.

 

El tiempo fuera, es una técnica que se utiliza desde hace algunos años y es un refuerzo a la disciplina efectiva; sin embargo, no es un castigo, sino un momento de reflexión interna para pensar que fue lo que hizo. Probablemente al principio no entenderán lo beneficioso que puede llegar a ser, solo es cuestión de perder la paciencia.


 

 

Por: Karla Dávila Fregoso

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario