You Can Do It: Alegría en la alberca - Revista Yei! Social Kids

Revista Yei! Social Kids

  • Síguenos en:


You Can Do It: Alegría en la alberca.

Publicado por en  

e22c

La joven de 14 años estudia la secundaria en el Instituto Alpes San Javier y es una nadadora de alto rendimiento con un gran carisma y aspiraciones.


 

 

Cuando sus papás la llevaron a clases de natación siendo solo una bebé, la introdujeron a un mundo del que Andrea no quiso salir nunca. La joven de 14 años estudia en el Instituto Alpes San Javier y es una nadadora de alto rendimiento con un gran carisma y aspiraciones.

 

Para Andrea, la natación es mucho más que un deporte: es un estilo de vida y otro hogar más, después de su casa y escuela. Habiendo participado en competencias y torneos de todo tipo, hoy en día ha conquistado el 5to lugar en la Olimpiada Nacional 2015.

 

“Cada competencia es una oportunidad más para demostrar lo que has entrenado, pero a veces sí te dan nervios porque nada más nado 30 segundos y se acabó; o lo hago bien o lo hago mal. Entonces, es una oportunidad para aprender de lo que hiciste mal o para sentirte orgulloso de hacerlo bien.”

 

Su amor por este deporte lo lleva en la sangre, ya que su papá también fue nadador. En cuanto a sus aspiraciones, a ella le encantaría llegar a los Juegos Olímpicos, “y una medallita no estaría mal”, agrega riendo.

 

Entre los torneos de los que ha sido parte se encuentra el Torneo de la Amistad, que es la competencia más grande entre los Colegios Semper Altius de todo México. “Es como un Nacional chiquito, dice Andrea entre risas. “Es súper padre porque a parte de ir a concursar puedes socializar.”

 

La joven se describe a sí misma como una persona alegre, constante y optimista que disfruta leer, los deportes en general y las actividades al exterior (entre ellas, trepar árboles).

 

Aún no sabe qué le gustaría estudiar en el futuro, pero está segura de que el deporte siempre será parte de su vida. Para ella, la natación tiene muchos más beneficios de los que las personas perciben a simple vista.

 

“Te ayuda no solo a la salud, también te forma como persona y te ayuda a lo que es la disciplina, constancia, tener también paciencia porque ahí es mucho de ‘no me salió, pues lo vuelvo a intentar’. Dicen que el que falla es el que deja de intentar.”

 

“También te ayuda a la organización. Por ejemplo con la escuela, las tareas, el entrenamiento, tienes que ir catafixiando si no, no acabas nunca. Aparte conoces más personas y eso significa que te puedes enriquecer más: de que de ti aprendí esto, de ti aprendí lo otro. Entonces te ayuda muchísimo como persona.”

 

Si ella pudiera cambiar algo del mundo, mejoraría la comunicación entre las personas y fomentaría los valores para tener una sociedad más unida y con menos violencia. Como comentario final, Andrea agrega una frase que resume a la perfección lo que su personalidad transmite a los demás: “la vida no tiene que ser perfecta para ser maravillosa.”

 


 

Por Cristina López Einung

*Artículo originalmente publicado en el nº 21 de Yei!

Recibe antes que nadie los mejores artículos y eventos

Registrate ahora y recibirás un correo electrónico una vez que se publique nuevo contenido

Tus datos estarán seguros y no serán compartidos con nadie. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Deja un comentario